Ocho de cada diez emprendedores españoles son hombres, la mayoría de ellos ya han creado startups con anterioridad y usan su propio dinero para poner en marcha el negocio.

Aunque las buenas ideas no entienden de diferencias de sexo, edad, estudios o localización geográfica, lo cierto es que los condicionantes de la vida (entorno, educación, ayudas a su desarrollo, etc.) provocan la creación de un perfil de emprendedor muy determinado en nuestro país. Y, como ya adelantaba un informe del Observatorio del Emprendimiento- GEM (Global Entrepreneurship Monitor), los hombres con estudios superiores son los más propensos a emprender.

>>>Leer el artículo completo>>>

Advertisements