Hay áreas de negocio que han vivido todo un cambio de cara gracias a la aparición de empresas emergentes, que rompen con lo conocido para implantar negocios basados en la tecnología.

Airbnb transformó el negocio de los alquileres vacacionales, democratizando la oferta y ampliando la demanda a otro tipo de target, más allá del hotel. Cabify hizo lo propio en el sector del transporte de personas; y Kantox e Indexa Capital, por citar sólo dos, revolucionaron el área financiera. Las start up y, en el fondo, la tecnología, han provocado un cambio de paradigma en muchos sectores de actividad, y cada vez son más los lobbies y empresas tradicionales que tiemblan ante la llegada de una nueva oleada de innovadores que cambien de una tacada las normas en su tablero particular de juego.

>>>Leer el arttícuo completo>>>>

Advertisements