El nuevo escenario, en el que las redes sociales e Internet dominan el día a día, dictando gustos, preferencias y necesidades, ha convertido en imprescindible la apuesta de las empresas por la comunicación y el marketing. La globalización es una realidad gracias, precisamente, a este nuevo entorno digital. Estas tendencias han generado una sociedad mucho más competitiva en la que existe una clara saturación de información, por lo que recurrir a estrategias diferenciadoras que posicionen a las compañías en el mercado es fundamental.
Advertisements