¿Cómo alumbran las permanentemente enajenadas mentes de los publicitariosideas tan rematadamente locas? Responder a esta pregunta es casi imposible porque, como bien dice el viejo refrán español, “cada maestrillo tienen su librillo”.
No obstante, si quiere desatar su creatividad y engendrar muchísimas y loquísimas ideas, le proponemos echar mano de las técnicas que disecciona a continuación About.com:
Advertisements