Cuando somos niños, la creatividad brota de nosotros a borbotones. Sin embargo, cuando llegamos a la edad adulta, la creatividad, la misma que durante nuestra infancia era un auténtico vergel, corre el peligro, si no la ejercitamos adecuadamente, de convertirse en un desierto (de ideas).
No obstante, conviene no dejarse llevar por el pánico porque podemos echar mano de un buen puñado de técnicas para que nuestra creatividad siga echando brotes verdes también cuando somos hombres (y mujeres) hechos y derechos.WriteMyEssays propone en esta infografía 5 métodos que se las ingeniarán para despertar del letargo a su creatividad dormida…
Advertisements