Tags

,

Un principio clave en el entrenamiento de deportes profesionales es preparar a la gente en los contextos más realistas posibles.

Por ejemplo, un entrenador puede mojar los balones de entrenamiento para preparar al equipo para jugar cuando el terreno de juego mojado.

Este plantemiento se puede aplicar perfectamente a las situaciones empresariales. Por ejemplo, si estás en búsqueda activa de trabajo puedes validar tu curriculum con tus colegas y ensayar con ellos el proceso de entrevista afrontando preguntas difíciles.

O, por ejemplo, puedes recrear la situación en la que un socio capitalista te está apurando para terminar el lanzamiento o alcanzar las cifras de ventas esperadas.

Lo importante de este tipo de sesiones de entrenamiento es imitar lo que es probable encontrar en el mundo real, ya sea una cafetería ruidosa o una sala de reuniones en la que la tensión puede cortarse con un cuchillo.

Al sensibilizarte en los desafíos reales a los que te enfrentarás, te convertirás en más adaptable y tendrás una mayor probabilidad de éxito.

Un artículo publicado en Pymes y Autónomos

Advertisements