Tags

,

Un reciente estudio señala que 9 de cada 10 compañías españolas ya utiliza alguna API, principalmente para la mejora de su experiencia de cliente.

Las API (Application Programming Interface) son una pieza esencial para las empresas a la hora de dotarse de la rapidez necesaria a la hora de desplegar nuevos servicios y productos. No en vano, la mayor ventaja de estos conjuntos de reglas es que permiten que unas piezas de software se comuniquen con otras, proporcionando un acceso universal y predefinido para cualquier funcionalidad que el negocio necesite ofrecer.

Beneficios que las empresas españolas han visto con gran celeridad. Un reciente estudio de CA Technologies señala, al respecto, que un 76% de las organizaciones españolas ha experimentado mejoras en la experiencia de cliente gracias al uso de las API, mientras que otro 71% de las empresas patrias también indicó que ha mejorado su alcance digital y un restante 48% señaló cómo las API les ha permitido diferenciarse de su competencia.

El estudio muestra también que, con el uso de las API, un 73% de las compañías de nuestro país ha mejorado su capacidad de aprovechar las innovaciones de desarrolladores externos. No debemos olvidar que, al abrir y compartir con terceros las aplicaciones seleccionadas, estas organizaciones absorben datos de sus socios e incorporan a sus aplicaciones servicios esenciales, sin necesidad de escribir código nuevo.

Cerca de un 92% de las organizaciones españolas encuestadas por CA Technologies ya ha adoptado las API, un número similar al de Francia y por delante de países como Alemania (84%) o Gran Bretaña (82%). Este amplio uso está centrado -entre otros procesos- en impulsar el crecimiento de los beneficios (citado por el 37%) y en ofrecer mayor velocidad e innovación a través de las API de terceros (28%).

Sin embargo, las barreras para la adopción de las API en España siguen existiendo. La principal entre ellas es la capacidad de escalar en rendimiento y gestión (citado por un 40%), el tiempo dedicado a desarrollar una API (señalado por el 35%) y la capacidad para definir con eficacia el valor para el negocio (32%).

Escrito por Alberto Iglesias Fraga

Advertisements