La Generación del Milenio es el grupo demográfico que más quita el sueño en los tiempos que corren a los marketeros. A diferencia de la Generación X y de los “baby boomers”, los millennials están pertrechados de una férrea coraza que les hace prácticamente inmunes al marketing tradicional.

Para conectar con la escurridiza Generación Y, que está extraordinariamente familiarizada con el arsenal (clásico) de armas de los marketeros, las marcas deben adoptar un enfoque radicalmente distinto y hacer suyas las estrategias que disecciona a continuación Inc.:

1. Tómese la molestia de comprender las plataformas que utilizan los millennials
Para llegar a los millennials los marketeros están obligados a estar muy presentes en plataformas 2.0 como Facebook, Snapchat, Instagram y Twitter (que son para los más jóvenes como su segunda casa). Estos son los canales en los que la Generación Y tiene a bien invertir la mayor parte de su tiempo (que engullen mayoritariamente los ubicuos teléfonos móviles).

2. Interactúe con ellos
Los millennials se comunican incesantemente los unos con los otros a través de las redes sociales. Y para abrirse paso en sus conversaciones las marcas deben solicitarles (sin ningún tipo de miedo) su opinión en estas plataformas y estar muy pendientes de los hashtags y los temas más populares en la Web Social.

3. Derroche creatividad a la hora de alumbrar contenido original
Los millennials exigen a las marcas contenido creativo y original. Los anuncios tradicionales que venden al consumidor descaradamente las bondades del producto o el servicio promocionado no dan gato por liebre a los miembros de la Generación del Milenio. Cuanto más creativo, informativo y original sea el contenido engendrado por las marcas, más posibilidades habrá de que los millennials tengan la deferencia de interactuar con dicho contenido.

4. Entienda sus pasiones
Los millennials se definen a sí mismos por sus intereses y sus pasiones. Y desean conectar a toda costa con marcas que compartan sus mismas pasiones. Tales pasiones son la llama que prende habitualmente la mecha de las decisiones de compra del consumidor millennial.

5. Cuélguese del brazo de los influencers adecuados
Muchas de las estrellas 2.0 que pululan actualmente por la red de redes (PewDiePie, El Rubius, etc.) son millennials de pura cepa que generan contenidos que consiguen echar anclas en la cabeza y el corazón de sus coetáneos. A diferencia de las celebridades de toda la vida, los influencers hablan el mismo lenguaje que el consumidor y gracias a ello sus recomendaciones resultan mucho más creíbles.

Un artículo publicado en Marketing Directo

Advertisements