Tags

,

Recopilamos 13 pequeños gestos que delatan sentimientos y emociones, tanto negativos como positivos, que pueden ser percibidos e interpretados por tu jefe y por tus compañeros en el entorno laboral.

Las microexpresiones son los movimientos involuntarios de los músculos de la cara, en momentos especialmente emotivos y que en ocasiones, están vinculadas a situaciones que pueden generar nerviosismo, estrés, euforia o ansiedad. La diferencia de estos pequeños gestos con otros movimientos conscientes, es que no pueden falsificarse, ya que los músculos de la cara se mueven de forma automática ante las siete emociones básicas: alegría, rabia, tristeza, sorpresa, desprecio, miedo y asco. 

En tu ámbito laboral, las microexpresiones delatan o revelan lo que estás sintiendo en cada instante, especialmente en momentos de tensión como una reunión de trabajo, una negociación importante o un debate acerca de un proyecto importante. Observa algunas de las más importantes y lo que reflejan acerca de tus emociones.

10 microexpresiones que delatan tus emociones

  • Ojos entrecerrados: Este pequeño gesto involuntario es uno de los más legibles en el rostro de las personas, y denota o refleja irritación, molestia o enajenación. 
  • Arrugas bajo el párpado: Junto a los pómulos elevados y la comisura de los labios elevada, este conjunto de microexpresiones revelan que estamos alegres o entusiasmados. Las famosas “patas de gallo” marcadas son la primera pista.
  • Cejas bajas y en disposición oblicua: Estas revelan ira, una emoción que también se distingue por un párpado inferior tenso, apertura de la boca o mirada penetrante.
  • Elevación del labio superior de forma asimétrica: Esta microexpresión está vinculada al asco, que también suele ir acompañado de elevación de las mejillas y arrugas en la frente, nariz, párpados y labio superior.
  • Cejas elevadas y párpados abiertos: Esta microexpresión es característica de la sorpresa. Cuando eres presa de una sorpresa tu mandíbula suele descender y la piel debajo de las cejas se estira.
  • Labios en tensión: Cuando tenemos miedo, nuestros labios se ponen tensos y en ocasiones, abrimos la boca. También elevamos los párpados, y elevamos y contraemos las cejas. Tus jefes y compañeros de empresa pueden percibir tu miedo mediante esta microexpresión.
  • Comisuras de la boca hacia abajo y labios temblorosos: Este gesto facial denota tristeza. La conocerás porque la piel de las cejas se pone de forma similar a un triángulo y los ángulos inferiores de los ojos tienden hacia abajo. Las sonrisas tristes, además, son asimétricas.
  • Ceño fruncido: Suele equivaler a desdén absoluto o falta de interés. Las cejas levantadas pueden también equivaler a desacuerdo.
  • Comisuras de la boca extendidas a un único lado del rostro: Esta microexpresión alude a lo que en inglés se denomina “contempt”, vinculada a la represión de emociones, la superioridad moral o la arrogancia.
  • Tensión en la nariz: Este gesto en tu rostro -similar al intento por reprimir un mal olor- expresa repugnancia, bastante cercana o parecida al odio en lo tocante a las expresiones y que además, viene acompañado de un movimiento hacia arriba del labio superior.

Si quieres aprender más sobre microexpresiones, puedes probar a realizar el test disponible en el siguiente enlace.

Escrito por Andrea Núñez-Torrón Stock

Advertisements