Tags

,

España es el país de la Unión Europea donde más trabajadores en activo están intentando encontrar alternativas laborales. Es decir, más personas con trabajo que buscan un nuevo empleo. En total, el 15% de la masa salarial española parece no estar satisfecha con las condiciones contractuales que tienen según el Randstad Workmonitor, una encuesta elaborada por la consultora con la participación de 13.500 personas de 34 países.

La media europea es del 10%, por lo que los españoles están significativamente por encima de lugares como Alemania, Portugal o Países Bajos, donde este dato no pasa del 7%, o Hungría, donde solo el 7% de quienes tienen ocupación están esforzándose por tener un cambio profesional. Le siguen de cerca a España estados como Polonia, Suecia o Reino Unido.

Randstad Research apunta que este 2017 se “generarán 400.000 vacantes en nuestro país, lo que supondrá que se cierre el ejercicio con 18,9 millones de trabajadores y una tasa de paro del 16,9%”.

Luis Pérez, director de relaciones institucionales de Randstad, apunta que este aumento de las oportunidades laborales explica el que haya tanta gente a la caza y captura de una actividad mejor. Los más activos son aquellos que están entre los 25 y los 49 años. Un 19% de estos está buscando oportunidades profesionales para poder mejorar su situación o bien pretenden compatibilizar un trabajo y otro. Cuanto más se avanza en la pirámide poblacional –nos referimos a la edad–, menos interés por emprender otra etapa. Es probable que la comodidad prime más en estas etapas de la vida.

Hay un nutrido grupo de trabajadores que no pretenden cambiar de empresa pero sí ascender y encontrar un crecimiento profesional. En este caso nos referimos al 60% del total, estando un 17% de ellos totalmente centrados en tales menesteres. Esta variable también sitúa a España por encima de la media europea, aunque la diferencia en este caso es significativamente menor al punto anterior, no siendo de mas del 57% del total.

Maria Sanchez

Advertisements