No son pocos los estudios y estadísticas que afirman que los universitarios españoles prefieren ser funcionarios a emprendedores. La posibilidad de acceder a un trabajo fijo y con un sueldo de por vida es una perita en dulce para muchas personas, que ven en ella una vía de escape para garantizarse esa estabilidad que muchos otros anhelan.

Sin embargo, el pasado mes de mayo, el presidente de la CEOE, Joan Rossell, afirmaba que el trabajo fijo era un concepto del Siglo XIX, y en el futuro habrá que ganárselo día tras día. Sin embargo, esto no es nada nuevo para los emprendedores, acostumbrados a un estilo de vida que les obliga a vivir cada momento como si fuese el último.

>>>>Leer el artículo completo>>>>

Advertisements