Tags

Si eres uno de los visitantes del blog de Laura, es porque tienes ganas y deseos de mejorar tu actual “estado” profesional como diseñador freelance.

Digo estado porque probablemente te encanta tu trabajo (como a la mayoría de las personas que se dedican a una profesión creativa) pero no te gustan tanto las “condiciones” en las que trabajas.

Antes de seguir me gustaría presentarme. Me llamo Inge y me dedico también de manera freelancea crear estrategias y planes de marketing para empresas.

Como para todos los autónomos, una de las partes más importantes de mi trabajo es conseguir clientes. Y si quiero tener una vida sin miserias, debo elegir a los “buenos” clientes, es decir, aquellos clientes que quieren lo que yo vendo, que saben lo que les ofrezco y están dispuestos a pagar el precio que cuestan mis servicios.

La red desde donde conozco y consigo estos clientes ha sido (y probablemente siga siendo) LinkedIn.

A través de esta plataforma me he posicionado, he contactado con personas relevantes para mi sector, he conocido responsables y dueños de empresas y además, por qué no decirlo, alguna que otra relación que hoy en día se apoya en la confianza mutua y casi, casi, en amistad.

A través de Linkedin me han propuesto colaboraciones y he conocido gente súper interesante que de otra manera habría sido imposible.

Hace un par de meses acudí a un evento sobre innovación en mi ciudad y la semana pasada estaba sentada en una cafetería hablando con uno de los ponentes…sobre un proyecto interesante que está creando. ¿Cómo? Contacté con él a través de Linkedin. Resultó que estaba buscando gente con mi perfil para completar su proyecto.

Las redes sociales tienen el poder de presentarte al mundo. Linkedin tiene el poder de presentarte a las personas que toman las decisiones dentro de las empresas. ¿Por qué no utilizarlo?

Puede que tengas ya un blog o que estés pensando seriamente en crear uno. Independientemente de que lo tengas o no, LinkedIn puede ayudarte antes de tenerlo, mientras lo estás creando y cuando ya lo tienes.

En mi caso personal, comencé a trabajar mi perfil de Linkedin un par de años antes de decidirme a publicar mi propio blog. Actualmente, el 64% de las visitas hacia mi web provienen de Linkedin (y estoy presente en otras redes sociales como Facebook con un “página de empresa”,  Google +, Pinterest o Twitter).

¿Cuáles son las ventajas de tener una estrategia en LinkedIn?

Varias cosas, interconectadas entre sí y todas beneficiosas para ti:

1. CONECTARTE CON UNA RED POTENCIAL DE 414 MILLONES DE PERSONAS

Pero seamos sinceros, no necesitas a “tanta” gente. Con tener unos cientos de personas interesadas en lo que tú ofreces, ¿no crees que sería más que suficiente? Dedícate a enamorar a unos pocos, los demás llegarán solos.

2. POSICIONARTE DENTRO DE TU SECTOR COMO UN REFERENTE, O UNA PERSONA DESTACABLE DENTRO DE TU ESPECIALIDAD CONCRETA

Gran parte de mis contactos en LinkedIn son diseñadores gráficos, y debo decirte que la gran mayoría no ha trabajado un perfil de Linkedin de una manera que le diferencie y destaque frente a los demás. Así que tienes una gran oportunidad. Conviértete en el diseñador de referencia. Sé el que aparezca primero en las búsquedas y deslumbra con la información que tu futuro cliente encontrará sobre ti.

3. DARTE VISIBILIDAD EN LAS BÚSQUEDAS NO SOLO DENTRO DE LA PLATAFORMA…SINO TAMBIÉN EN GOOGLE

Si ya tienes un perfil haz la prueba e incluye tu nombre en el buscador de Google…probablemente tu perfil de Linkedin aparezca en los primeros resultados. En imágenes de Google, ocurre algo parecido…El poder de posicionamiento de Linkedin dentro de Google es altísimo. Y lo estás desperdiciando.

4. GENERAR TRÁFICO A TU PÁGINA WEB

Podrás hacer la prueba porque desde Analytics puedes comprobar desde qué red social llega el tráfico a tu blog. Recuerda, en mi caso, más del 64% de las visitas provienen de Linkedin.

5. GENERAR CONFIANZA EN TUS POSIBLES CLIENTES

A través de las recomendaciones de terceros, la exposición de tus trabajos y la tu “historia” y “experiencias” profesionales.

¿A quién llamarías antes para solicitar un presupuesto? ¿A una persona con una fotografía profesional, un perfil completo y una muestra de sus trabajos o a una persona donde la información de su perfil “brilla” por su ausencia?

Sí, yo también llamaría al primero.

Analicemos un poco más la plataforma

Fíjate en los datos que ofrece Linkedin sobre sus usuarios:

  • El 28% de los ususarios son responsables de los presupuestos de su empresa.
  • 4 de cada 5 miembros toman decisiones en su negocio.
  • El 39% de los ususarios son ejecutivos senior de alto nivel.

Pero para sacar todo el provecho a LinkedIn y disfrutar de estas ventajas, tienes que poner de tu parte. Y lo primero que tendrás que realizar es una mejora profunda de tu perfil que te posicione como el diseñador que quieres llegar a ser (o que ya eres).

Una vez que tienes definido cómo quieres ser visto por tus potenciales clientes, cuál es tu especialidad y en qué quieres centrarte puedes comenzar tu estrategia de comunicación en LinkedIn.

Recuerda los objetivos:

  • Gestión de tu marca profesional.
  • Posicionamiento y notoriedad.
  • Aumentar la visibilidad de tu blog.
  • Mayor reputación en tu nicho de mercado, sector o industria.
  • Captación de potenciales clientes interesados en tus servicios.
  • Encontrar un trabajo en una agencia.
  • Cobrar más por tus servicios.
  • Vender más y mejor.

Pero, ¿cómo mejorar? ¿cómo empezar?

Las 3 áreas fundamentales que debes trabajar de manera concienzuda

Estas son: tu perfil, tus contactos y tu contenido.

ÁREA 1: TU PERFIL. CONVIRTIÉNDOTE EN UNA EMINENCIA.

Lo primero y lo más básico.

Deberás optimizar tu perfil hasta alcanzar el grado de “eminencia”.

Para ello, deberás completar cuantos más apartados, mejor.

No solo eso, deberás configurar tu perfil para que tus datos aparezcan de manera pública para que quien esté buscando lo que tu ofreces, pueda encontrarte.

Fíjate en TODAS las áreas que forman tu perfil:

  1. Tu foto de perfil
  2. Tu foto de fondo de perfil. ¿Eres diseñador? Haz tu mejor diseño para este apartado.
  3. Tu nombre
  4. Tu información de contacto
  5. Tu url personalizada
  6. Tu titular
  7. Tu localidad e industria
  8. Tu extracto
  9. Tu experiencia
  10. Tus idiomas
  11. Tus aptitudes y validaciones
  12. Tu educación
  13. Tus cursos
  14. Tu voluntariado o causas que te interesan
  15. Tus certificaciones, reconocimientos, premios, proyectos…
  16. Tus recomendaciones
  17. Los grupos a los que perteneces
  18. Los influencers a los que sigues
  19. Las empresas a las que sigues
  20. Universidades

Cada una de estas áreas debe ser completada de manera estratégica.

No es un currículum vitae.

La persona que visite tu perfil debe hacerse una buena idea de quién eres, qué ofreces, cómo trabajas y por qué debería contratarte a ti.

Parece sencillo, pero ¿te imaginabas que tu perfil tenía tantos campos por completar?

Además, si eres de los que “dice” que sabe inglés, o francés, o cualquier otro idioma, y te interesa demostrarlo ¿qué mejor manera que crear otro perfil en Linkedin en el idioma en cuestión?

Eso sí, tendrás que re-escribir casi todos los apartados (a excepción de las validaciones, recomendaciones..)

ÁREA 2: TUS CONTACTOS. CREANDO TU COMUNIDAD DE SEGUIDORES.

Una vez tengas tu perfil completo, tendrás que trabajar tu red de contactos.

En Linkedin, tu red se compone de contactos de primero, segundo y tercer grado.

Los contactos de primer grado de tus contactos, automáticamente se transforman en tus contactos de 2º grado. Y sus contactos de 2º grado en tus contactos de tercer grado. De esta manera, con cada contacto de calidad que añadas, tu red se amplia de manera exponencial.

Es importante que decidas bien a quién aceptas y a quién mandas invitación porque en Linkedin tienes una bolsa limitada de invitaciones a enviar. Solo podrás enviar (te acepten o no) 5000 invitaciones.

Utiliza el buscador (arriba en el centro de tu perfil) para buscar a través de palabras clave a tus potenciales clientes, y una vez los encuentres, envíales un mensaje personalizado sobre por qué te gustaría contactar con esa persona.

Si lo haces así, tienes una probabilidad muy alta de que acepten tu invitación. Y te estarás diferenciando desde el principio.

De todas las solicitudes de contacto que yo misma recibo , quizás un 5% de ellas son personalizadas, por lo que les presto mucha más atención a lo que me dicen y a quiénes son.

AREA 3. TU CONTENIDO. DESLUMBRANDO CON TU SABER HACER Y AYUDANDO CON INFORMACIÓN ÚTIL.

Cuando ya tengas una red mínima de contactos interesantes (¿qué te parece 300/500 contactos?) deberás trabajar la tercera área fundamental en Linkedin: tu contenido.

Puedes hablar de tu industria, de tus experiencias como diseñador, de cómo has ayudado a tus clientes. Si aún no has tenido muchos clientes, puedes hablar de tus referentes, compartir su contenido, comentar sus post y actualizaciones.

Si eres diseñador lo tienes mucho más fácil que otros profesionales porque es muy probable que ya tengas un portafolio visual de trabajos realizados.
¿Por qué no ir publicando y compartiendo tus trabajos? ¿hayan o no hayan sido aceptados por el cliente? ¿Por qué no mostrar a tu público tu manera de hacer? Cuenta al mundo lo que haces y cómo lo haces y seguro que encuentras a tu cliente ideal.

En realidad, estaría mejor dicho: seguro que tu cliente ideal te encuentra a ti. Se dirá: “Esto es lo que yo andaba buscando ¿dónde estabas?”

Para terminar me gustaría despedirme con un regalo para ti. (Dale las gracias a Laura por invitarme ;)).

Se trata de una guía con 5 herramientas on-line y gratuitas que yo misma utilizo y que te pueden servir para ahorrar horas de trabajo y facilitarte la gestión de tu perfil de Linkedin.

Además, con la guía recibirás un mini-curso sobre Linkedin por email con unas pocas lecciones.

¿Te apuntas? A por tu súper perfil de LinkedIn.

Y cierro este post con la pregunta inicial: ¿Es útil para un diseñador gráfico freelance tener presencia en LinkedIn?

Según mi punto de vista, es mucho más que útil. Puede ser una de tus armas poderosas como freelance.

Cuéntame en los comentarios si usas LinkedIn en tu estrategia de comunicación

¿Te ha dado resultado? ¿Te interesa mejorar tu presencia? ¿Lo ves como una red interesante o crees que no tiene nada que aportarte? Me encantaría conocer tu opinión.

Un artículo escrito por Laura Lopez

Advertisements