El vídeo (en todos sus variantes) gobierna los hábitos de consumo de medios de los más jóvenes, que no pueden vivir sin su “chute” diario de imagen en movimiento. Así lo concluye al menos un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la empresa comercializadora de medios SevenOne Media.

Pese a que los hábitos de consumo de medios de los jóvenes de entre 14 y 34 años son fundamentalmente digitales, tampoco le hacen ascos a medios tradicionales como la televisión. Eso sí, el apego de los nativos digitales a la pequeña pantalla aumenta y desciende en función de la edad.

Los jóvenes de entre 14 y 17 años (los que van aún al colegio y al instituto) ven la televisión apenas 100 minutos al día. En cambio, entre los 18 y los 34 años esta cifra de consumo aumenta hasta los 126 minutos.

Entre quienes son aún estudiantes los vídeos online disfrutan en general de mayor protagonismo que la televisión, pero cuando entran en el mundo laboral los jóvenes aumentan notablemente su interés por la denominada “caja tonta”.

Los nativos digitales ven una media de 3 horas y 35 minutos de vídeo (en diferentes formatos) al día.

El formato de vídeo más consumido por los jóvenes de entre 14 y 34 años es el vídeo online de carácter gratuito (90%). No obstante, con un 80% de porcentaje de uso, la televisión sigue teniendo un papel importante en las vidas de los más jóvenes.

También disfrutan de bastante protagonismo entre los jóvenes (pese a lo que pudiera parecer en un principio) los libros (74%), los diarios (74%) y las revistas (69%).

Si nos detenemos en los dispositivos de acceso a los medios, el rey sin ningún género de dudas es el smartphone (96%), seguido del portátil (84%) y el televisor (81%).

Un artículo publicado en Marketing Directo

Advertisements