¿Cómo será la tienda del futuro? Una pregunta que cada vez más actores del sector del retail se formulan ante el imparable avance de la tecnología, nuevos modelos de negocio y gigantes del comercio electrónico como Amazon.

No todo está perdido para las tiendas físicas en este ecosistema digital en el que nos encontramos inmersos. Únicamente se trata de replantear la idea que se tiene de ellas ya que, volviendo a citar a la compañía de Jeff Bezos, algo tiene que apreciarse en el horizonte de estas cuando Amazon se ha hecho con Whole Foods.

Para encontrar una respuesta lo más certera posible a la cuestión con la que abríamos esta noticia hemos puesto el foco en un evento celebrado en Seattle (Estados Unidos). Una cita en la que se han reunido varias marcas como SamsungNeiman MarcusWestfield Fabletics para discutir sobre la percepción que tienen de la tienda del futuro.

Estas son algunas de las principales conclusiones recogidas por Digiday:

1. Hablemos del cliente del futuro, no de la tienda del futuro

La clave reside en pensar en el cliente del futuro y no en cómo será la tienda del futuro. Esta es la única forma de trabajar las nuevas tecnologías y las experiencias orientadas a la eliminación de barreras.

2. Debe diferenciar los canales

Si echa un vistazo a la tipología de sus consumidorescomprobará que no todo es online u offline. Es más, la mayoría de los consumidores recorre un camino entre estos dos escenarios hasta completar su compra.

Es por eso que no se deje cegar por la tecnología. Sí, apueste por esta y su implementación en las tiendas para mejorar el servicio pero sin olvidarse de que debe evolucionar al ritmo de las demandas de todos sus consumidores.

3. Las tiendas son centros de datos sobre los clientes

Las tiendas físicas son claves a la hora de probar nuevos productos y educar a los consumidores sobre lo que supone y ofrece una marca. Una auténtica mina de datos en tiempo real que, gracias al cara a cara puede erigirse como su gran aliado a la hora de fidelizar.

4. Retailers y otras marcas pueden trabajar juntos

La tecnología no tiene que ser vista como ese enemigo al que todos atribuyen el final de las tiendas físicas. Debe ser visto como un escenario de aprendizaje y colaboración a través del que poder ofrecer mejores experiencias y reducir costes.

Un artículo publicado en Marketing Directo

Advertisements