La tecnología ha multiplicado las posibilidades de las empresas para ser más productivas, permitir la flexibilidad y la descentralización laboral o monitorizar sus acciones. Hoy, destacamos tres beneficios con mayúsculas del uso de aplicaciones y herramientas digitales de trabajo colaborativo.

La llegada de la transformación digital ha propiciado que el seno de las compañías se nutra de diversas soluciones tecnológicas destinadas a la coordinación interna, a la delegación de responsabilidades, a la gestión de tareas o a la realización de reuniones y videoconferencias online y la contratación de trabajadores remotos, entre muchas otras. Ya no es preciso invertir en costosas herramientas ERP, ya que en la actualidad existen aplicaciones para satisfacer todo tipo de necesidades en las organizaciones. Todas ellas son fundamentales para mejorar aspectos como la productividad, la simplificación de procesos o la descentralización del trabajo.

Mediante el uso de herramientas web en línea y aplicaciones móviles, las pequeñas y medianas empresas pueden administrar sus negocios con un presupuesto menor, sin perder un ápice de buen rendimiento -mejorándolo de forma notable- y contando con un refuerzo y apoyo importante para la gestión.

Algunas de las alternativas digitales más conocidas de colaboración empresarial son Slack y Microsoft Teams, a las que se ha sumado un nuevo rival: Facebook WorkPlace. También son muy usados gestores de tareas online como la popular Trello, recientemente adquirida por la familia de software Atlassian, que tiene en su catálogo productos y herramientas tan populares como HipChat, Confluence o Bitbucket.

Gracias a este tipo de aplicaciones de colaboración en línea empleados, pueden compartirse documentos, incentivar el trabajo remoto, gestionar deadlines y tareas o tener un chat corporativo en el que dirimir y gestionar múltiples cuestiones. Hoy, destacamos tres ventajas que el uso de estos programas conllevará para tu compañía. 

Facilita la comunicación instantánea

Las herramientas de charla corporativa online -como las mencionadas Facebook Workplace, Hipchat, Slack o Microsoft Teams- garantizan que la comunicación entre los empleados sea mucho más fácil y rápida dado el carácter instantáneo de las comunicaciones. Además de que pueden instalarse en dispositivos móviles como smartphones y tablets no requieren conexión 24 horas por parte del usuarioya que se sirven de un útil sistema de notificaciones.

Con respecto al correo electrónico, aligeran trabajo, brindan la posibilidad de una comunicación corporativa más fluida, cercana e informal y acaban con la improductividad y la falta de organización que propicia en numerosas ocasiones el empleo del email.

Automatización de procesos

Las aplicaciones te ayudan en todos los procesos que acompañan la puesta en marcha, el crecimiento y el día a día de una empresadesde la elaboración del Business Plan hasta la realización de facturas o la analítica web. En concreto, las herramientas de software colaborativo para las empresas reducen procesos repetitivos y tediosos y aportan más tiempo de valor a los empleados para realizar sus tareas reales.

Además, la información compartida se guarda en la nube sin necesidad de archivarla dos veces y la posibilidad de hablar online elimina los obstáculos del email. Todo se sincroniza en cualquier dispositivos desde el que accedas, ayudando a una mejor organización y automatización de los procesos.

Mejor gestión del tiempo y flexibilidad

La flexibilidad que otorga este software conduce a una mejor administración del tiempo y un mayor control sobre las tareas laborales, algo que incide sobre la productividad y motivación de la plantilla.

El poder de este software radica en la capacidad que brinda a los usuarios para desempeñar mejor su trabajo, incluso para aprovechar mejor su tiempo libre, organizar sus horarios y planificar citas o reuniones.

Vía | Business 2 Communnity

Advertisements