Tags

,

Si quieres ascender en el trabajo no sólo deberás hacer una buena labor, tu actitud también importa; evita usar estas frases en la oficina y demuestra tu valía.

La actitud que adoptes en la oficina será crucial para ascender en el trabajo. Por mucho que sepas desempeñar tu labor, si no transmites entusiasmo, y tampoco consigues ganarte el respeto de tus compañeros de trabajo, lo más probable es que tu jefe deje de percibirte como un miembro imprescindible del equipo.

Pero, ¿cómo podemos demostrar que tenemos una actitud positiva en el trabajo? Para empezar, la forma en la que nos comunicamos e interactuamos con el resto es crucial para dar una buena impresión. Por ello, es importante saber cuáles son las frases que nunca deberías decir en el trabajo, ya que te harán parecer vago, desinteresado o maleducado.

  1. “No es mi culpa”: Es irrelevante que sea cierto o no, y tampoco importa de quien sea la culpa: si hay un problema, hay que resolverlo. Si constantemente le echas la culpa al resto, y no consigues responsabilizarte de tus errores o los del equipo, tu jefe probablemente decida no darte más responsabilidades. Además, a nadie le gusta rodearse de quejicas.
  2. “No puedo”: La palabra “no” ya de por si transmite negatividad, pero si encima lo combinas con el verbo poder…estás perdido. Si te presentan una nueva tarea que vaya a resultar difícil no te cierres en banda. Tómatelo como un reto, que acabará beneficiándote. Puedes explicarle a tu jefe que se trata de un terreno desconocido, pero que harás todo lo que puedas, siempre con las ganas de aprender por delante.
  3. “No quiero”: Si trabajas para alguien vas a tener que hacer cosas que no te apetezcan de vez en cuanto, así que acostúmbrate a desempeñar todo tipo de labores y hacer proyectos distintos, tal vez te acabe aportando más de lo que creías.
  4. “¿Que saco yo de todo esto?”: No eres el ombligo del mundo, si te centras sólo en ti mismo probablemente no le aportes mucho valor al equipo. Cambia la primera persona por tercera persona y empieza a pensar en el beneficio común.
  5. “No puedo trabajar con el/ella”: Si no quieres parece inmaduro y poco profesional, vas a tener que lidiar con algunas personas preferirías evitar. Aprende cómo tratar con compañeros de trabajo tóxicos, y céntrate en tu labor.
  6. “Me aburro”: Esto es lo último que quieres demostrar. Nadie quiere que un compañero transmita desmotivación al resto del equipo, quieren a personas entusiasmadas, emocionadas con su trabajo y con ganas de destacar. Si de verdad estás aburrido será mejor que busques un nuevo empleo que sea más a fin a tus necesidades, no perjudiques al resto de compañeros.

Vía | Inc.

Advertisements