Etiquetas

,

Había una vez, érase una vez, cuando tenía 15 años tuve un sueño. ¿Quién no ha oído o leído estas expresiones u otras parecidas? son palabras que enganchan, a las que les prestas atención y conectas casi de inmediato; aquella frase célebre: ¨Hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana¨, frase muy bien pensada y para nada improvisada, marca el inicio de Star Wars (La guerra de las Galaxias), siendo por algo una de las películas mas taquilleras en los anales del cine, y es así que comienza una historia, pero también es así como empieza el interés en el receptor de escucharla.

El efecto de una historia o un buen relato en las personas, es un tema que pasarlo por alto hubiese sido un grave error por parte de los expertos en marketing, y es por esta razón que se desarrolla una técnica la cual se le dio el nombre de storytelling, o el arte de contar historias.

Muchas empresas hoy día utilizan el storytelling como parte de su estrategia de marketing, y aunque no es un concepto nuevo, el arte de contar historias ha experimentado un repunte importante debido a las ventajas que ofrece el internet y el consecuente auge de las redes sociales, estando comprobado que al ponerlo en práctica de forma inteligente y bien diseñada con el storytelling se logra conectar con los consumidores a través de sus valores y sus sentimientos, es decir en el plano emocional, consiguiendo las empresas con ello un aumento en sus ventas o ganancias, y no menos importante, la fidelización hacia la marca, producto o servicio.

En varias oportunidades he comentado que tanto en el marketing político como en el marketing empleado por el sector privado (empresas, comercios, etc), muchos términos o nombres para las técnicas que se utilizan son los mismos, y aunque tengan el mismo nombre y los mecanismos o recursos muy parecidos, se deben aplicar de forma muy diferente, ya que en caso contrario la hecatombe está garantizada.

Muchos jefes de gobierno, diputados, gobernadores o alcaldes en su comunicación política de carácter institucional, y muchos candidatos a cargos de elección en sus campañas electorales, utilizan el storytelling para iniciar un discurso, o para realizar un spot electoral con la intención de conectar con las masas en el plano emocional y tratar de lograr aprobación de gestión, o ser favorecidos con el voto del elector que ha recibido esta información por diversos canales con el fin de ganar la contienda electoral.

Los errores en política se pagan caro, Una cosa es el uso y otra el abuso del storytelling, ya que con el uso apropiado de esta fórmula de marketing político, estructurando bien la historia, que tenga coherencia, segmentando eficientemente a los receptores (especialmente en las redes sociales), sus resultados serán excelentes, pero sin embargo, una historia es inapropiada, es contada utilizando las palabras incorrectas, es demasiado larga, o sencillamente el político pretende utilizar el storytelling en cada aparición ante un publico, o sea la única estrategia de propaganda electoral, en lugar de conectar emocionalmente con el electorado sencillamente se van a aburrir, o en el peor de los casos pueden terminar pensando que el emisor no es una persona confiable, y en lugar de ganar intención de voto, se perderá la credibilidad disminuyendo así su popularidad u oportunidad de ganar el proceso electoral.

El storytelling, como expliqué al inicio de este artículo, tiene hoy día una vigencia considerable, y los consultores políticos conocen muy bien su potencial, pero se ha desarrollado una técnica producto de la evolución del mismo, la cual es conocida como el storydoing, esto no significa que desplaza al storytelling, todo lo contrario mas bien lo complementa a la hora de diseñar un plan de marketing político.

Si bien es cierto que el storytelling es el arte de contar una historia, la intención del storydoing es la de hacerla, y la hace con la peculiaridad de involucrar al receptor en ella, ubicándolo en parte de la misma. el storydoing se narra a través de los hechos, se narra a través de los logros, de las acciones. Frases como: ¨Estamos construyendo el país que nos merecemos¨, ¨Vamos juntos hacia el verdadero desarrollo y bienestar¨ son frases que sirven de ejemplo para iniciar un discurso o realizar una propaganda electoral haciendo uso del storydoing.

¨Hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana¨…………………….. 

Un asesor de marketing político no deja nada al azar y todo responde a una estrategia.

Un artículo escrito por Felo Jimenez

Anuncios