Cuanto invertir en marketing

Cuánto invertir en marketing, es seguramente la incertidumbre más reiterada entre todo emprendedor que dirige su propia marca. Yo misma, cada año, me pierdo entre fórmulas y estrategias propias, buscando la máxima rentabilidad de cada producto, servicio o acción comunicativa. Y sinceramente, tampoco sé si yo tengo la respuesta correcta a esta cuestión. La experiencia, es quién te permitirá aplicar tus propias fórmulas, con las que no solamente sientes que tu presupuesto está optimizado, si no que también te hagan sentir bien.

Las empresas grandes, que no las grandes empresas, invierten aproximadamente del 30 al 50% de su facturación anual en marketing. Y es que: Si creas productos, pero nadie los ve, nadie puede necesitarlos. Hasta aquí fácil. Pero si este porcentaje lo traducimos al universo emprendedor, quizás te está entrando dolor de barriga o estás hiperventilando. Porque está lejos, muy lejos de lo que yo me puedo permitir invertir. WTF!

Una cosa está clara, para crear dinero, primero tienes que gastarlo. La teoría, nos diría que cuánto más inviertas, más rápido debería crecer tu negocio, en todos los sentidos. O al menos debería ser así, por la ley de la divina compensación. Aunque mi propia experiencia, me dice que no es así, y cada vez veo más proyectos que invierten mal o almenos con una falta de estrategia clara.

LA ESTRATEGIA.

Yo llevo diferentes proyectos, propios y ajenos. Y te diré que lo que me funciona con unos, no me funciona con otros. Por eso, cuando planteo la estrategia comunicativa año tras año, a parte de no dar nada por sentado, lo primero que debo tener en cuenta son estos tres factores:

+ Emprender, más que un sprint es un maratón. Por eso, ponte zapato cómodo que el trayecto es largo. Las estrategias hay que plantearlas a año vista y corregirlas a corto plazo, en el caso que algo no haya funcionado. Pero si no hay plan no hay party. ¿Qué productos/colecciones promocionarás este año? ¿Cuáles te cuesta más o menos de vender? ¿Qué te aportan, monetariamente hablando? ¿Qué meses son fuertes y cuáles flojos? ¿Cómo provocarás ese equilibrio de ingresos?

+ Vender es creer en tu producto. Si cada vez que publicas contenido para promover una venta te sientes mal. Una de dos, o debes trabajar esa creencia limitante que llevas en esa mochila que pesa tanto -yo lo hice con Maria Tolmo-. O es que no crees en tu producto. Y la solución a este segundo, es: mejorarlo, preguntarte porqué no te gusta, -quizás puedes chequear con tus clientes, si es bueno o no-, o cambiarle la imagen visual. Sea lo que sea, soluciónalo rápido.

+ Todo debe tener una intención. Todo, todo, todo repito toda acción comunicativa debe tener una intención. Y estar alineada con tu marca. Las marcas son flexibles, son humanas, pero también deben ser estratégicas. Así que piensa como una marca. ¿Por qué vas a comunicar esto? ¿Qué le aporta a la marca? ¿Qué intención hay detrás de este email, foto, evento o campaña?

¿EN QUÉ INVERTIR? LAS CINCO VARIABLES.

1. Invertir en estrategia de branding. Para mí la marca es tu activo más importante, sea marca personal o no. La marca es la identidad, el tono, los valores, la solución, el beneficio, el posicionamiento, el engagement. La marca es la magia que hace que una persona identifique tu proyecto. Y aún mejor, que ocupe un espacio en su cerebro y en su coraçao. Para mí toda inversión que se haga en construcción de marca, es bienvenida si se hace de manera profunda. Es decir, si se hace bien, tú te vas a sentir identificada con tu marca durante mucho tiempo. Y aquí no hablo de logotipo si no de estrategia, de claridad empresarial, de misión, visión y valores. Es algo que trabajo mucho, mucho, mucho con mis clientes. La marca es el todo.

2. Invertir en contenido. La piedra angular de tu negocio además de tu producto, es tu contenido. Es más tu producto o servicio deberá formar parte de tu contenido. Para mí el contenido, forma parte de la estrategia de branding. Es decir si yo soy X, y vendo Y, te hablo sobre A, B y C. Y si estos tres conceptos, no están relacionados en tu negocio, aquí falla algo amig@. El contenido, para mí es fundamental, y puede y debe ser de muchas maneras y de muchas formas. Si este tema no es tu fuerte, aquí debes invertir.

3. Invertir en acciones de promoción y divulgación concretas.
Un lanzamiento, un evento, o una acción comunical de alto valor, debe aportarte también a ti mucho valor. Por ejemplo, las #extraordinariatalks son un proyecto comunicacional de contenido de alto valor que realizamos para promocionar la comunidad www.extraordinaria.es y ganar suscriptoras a nuestra newsletter. Este es un proyecto estratégico, ya que invertimos mucho money con un objetivo claro y una apuesta clara por la calidad.
Aunque si encuentras interesante este tema, esto da para otro post sobre cómo crear una campaña de contenidos de alto valor e impacto. ¿Te imaginas la inversión que hice a nivel monetario?

4. Invertir en herramientas y técnicas de marketing y venta.
SEO, funneles de venta, herramientas que nos dan analíticas concretas de retorno de la inversión. Todo aquello que convierte datos en información es muy relevante, porque nos permite comprender si las tácticas utilizadas en nuestra estrategia están siendo efectivas.

5. Invertir en redes o marketing digital. Las redes sociales son un gran amplificador de marca. Y son una buena oportunidad para conversar y mantener un contacto amigable con tu público. Pero para invertir dinero en ellas y que el retorno sea satisfactorio hay que: 1) Tener claro qué quieres conseguir. 2) Diseñar una campaña concreta y estratégica con ese fin. No te engañaré, no soy muy fan de este punto. Lo he probado reiteradas veces, y solo me ha aportado algún buen resultado cuando la campaña se ha realizado con una estrategia brutal. O promocionar algo muy concreto, o realizar una campaña de captación de leads con un regalo-caramelo bien sabrosón. Para que este punto funcione veo imprescindible que un profesional te asesore.

LA FÓRMULA DEL ORO. LO QUE ME FUNCIONA.

 

Del 5 al 15% de la facturación total es lo que yo invierto en marketing. Y dejo este porcentaje bastante amplio, porque depende de los objetivos que tenga cada año.

Esta es la fórmula que yo estoy aplicando, teniendo en cuenta esas cinco variables, que además están ordenadas por prioridad, según mi visión y experiencia. Al fin, siento que estoy invirtiendo inteligentemente, porque veo que lo que me reporta es verdaderamente proporcional a lo que gasto. Es decir, invierto más en 1,2 y 3 (fotografías, recursos, contenido, copy, creatividad, posicionamiento y estrategia de marca) que en 4 y 5 (herramientas, redes y marketing digital de pago). Pero también porque creo en el crecimiento orgánico, en el construir con coherencia, sin prisa pero sin pausa. Pero invierto en todo.

Si tu idea es vivir de tu talento a largo plazo, de poco te van a servir anuncios de pago en redes si no construyes unos buenos cimientos de marca. Las acciones de marketing para emprendedores son diferentes dependiendo en la fase empresarial en la que te encuentras, así que: comunica con intención y no por imitación.

Un artículo escrito por Gemma Cañellas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s