Estas son las 4 principales cuestiones para dominar la complejidad del influencer marketing

El influencer marketing es ahora mismo lo que hace unos siete años eran las redes sociales: algo que las marcas saben que deberían hacer pero no están muy seguros de cómo. Hoy en día, además, todo se vuelve más complejo, dado el escepticismo reinante sobre la autenticidad de los seguidores, el encarecimiento de los influencers y los aspectos legales. Por no hablar de todas las preocupaciones sobre medición, seguridad de marca y los influencer que se asocian casi con cualquier cosa, lo que puede acabar diluyendo su influencia. Es más, se debe definir incluso lo que esta influencia significa.

A pesar de todo ello, los cambios en el algoritmo de Facebook y la reducción correlativa del alcance orgánico, junto a la demanda cada vez mayor de los consumidores de testimonios durante la fase de compra, hacen que el influencer marketing pueda ser realmente poderoso si se hace bien. Y hay cuatro cuestiones que se deben tener en cuenta para conseguir un plan efectivo, como expresa Brittany Richter, vp head of social media de iProspect, en AdWeek.com.

1- Identificación

Uno de los grandes errores que las marcas cometen es ir directamente a la identificación con las ideas de quien quieren que sea su influencer antes de dar un paso hacia atrás y definir lo que influencia significa, a quién intentan influenciar e investigar qué les influye. Hay que encontrar a las personas adecuadas alineadas con lo que la marca quiere conseguir y a menudo existe una enorme diferencia entre los influencers que triunfan generando conciencia y los que consiguen cambiar la percepción o llamar a la acción.

Una vez que esto ha sido establecido, es importante determinar si se prefieren micro o macro influencers. Hay muchas tecnologías y redes de influencers que pueden ayudar con este paso. Lo importante es asociarse con aquellos que permitan conjugar las capacidades que se necesitan con medición, seguridad de marca, gestión del proceso y opciones de amplificación.

2- Medición

Cuando las redes sociales se convirtieron por primera vez en parte del plan de medios, las métricas de rendimiento estaban limitadas a métricas de participación agregada, que ahora ya se sabe que no están correlacionadas con los objetivos de la compañía. Ahora, existe la tendencia de utilizar al mismo influencer porque las marcas no están demasiado seguras del resto de opciones que están sobre la mesa.

Se llama influencer marketing por una razón, por lo que debería impulsar las ventas u otros objetivos comerciales. Por lo tanto, los KPI y las mediciones deben alinearse con otros esfuerzos de marketing digital al máximo posible. Comúnmente, se implementan estudios de reconocimiento de marca que miden conciencia, percepción e intención. Siempre que sea posible se deben registrar los clics o las etiquetas, y los informes deben ser siempre transparentes entre el influencer, el partner o tecnología y el anunciante.

3- Gestión

En ocasiones, la mitad de la batalla es la gestión de los influencers, de la creatividad, de los términos contractuales o del pago, entre otras cuestiones, como elementos legales. Cuando se escoge un socio, ya sea una tecnología, una agencia o una compañía de gestión de influencers, es importante entender las piezas del negocio que manejan así como su flexibilidad para dejar a la marca la gestión de algunos elementos.

4- Amplificación

Uno de los mayores beneficios del influencer marketing, además de los resultados para el negocio, es la creación de contenido. En muchas ocasiones, ese contenido podrá ser utilizado para campañas de pago y otros esfuerzos a largo plazo. A pesar de ello, si no está incluido en los términos y condiciones, puede significar que la marca no podrá utilizar este contenido para publicidad pagada, incluso amplificación en redes sociales.

Los influencers tienden a generar un alcance orgánico verdaderamente potente, lo que forma parte de su valor. A pesar de ello, las capacidades de la publicidad de pago, en cuanto a targetización, pueden ofrecer mejores resultados. Por lo tanto, hay que tener cuidado con los derechos durante la fase de gestión.

En conclusión, el influencer marketing, de forma similar a las redes sociales, cada vez se vuelve más complicado y sofisticado, pero también es una enorme oportunidad para las marcas. Pero es importante pensar profundamente en lo que se quiere y lo que se necesita de cada influencer, así como lo que la marca realmente quiere lograr con él.

Vía: Marketing Directo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s