10 años de experiencia en el perfil de Linkedin ya no sirven para nada

La generación X es comprometida, experimentada y cuenta con las habilidades técnicas necesarias para hacerle sombra a los millennials. Sin embargo, eso no es suficiente para que la progresión laboral de los profesionales de esta generación no se esté quedando atrás.

Según un artículo de Harvard Business Review, recogido por Fast Company, una combinación de factores que incluyen, por ejemplo, las jubilaciones tardías de los boomers o la discriminación por edad están frenando profesionalmente a muchos de los X.

A finales de 2018, analizaron los datos que recopilaron de más de 25,000 líderes en todas las industrias y regiones para examinar el avance del liderazgo por generación: “Nos sorprendió ver que en los últimos cinco años, la mayoría de los líderes de la Generación X (66%) habían recibido solo una promoción o ninguna, significativamente menos que los millennials (52%) y baby boomers (58%), quienes tenían más probabilidades de haber recibido dos o más promociones durante el mismo período de tiempo”.

Los datos resultantes de esta investigación son inesperados, teniendo en cuenta que la Generación X se encuentra entre los 30 y los 50 años y deberían estar en el pico de sus carreras. Sin embargo, la mitad de los baby boomers están retrasando su jubilación hasta los 70 años debido a la inseguridad financiera. Como resultado, los trabajadores de más edad no solo se aferran a sus trabajos por más tiempo, sino que también intentan avanzar a roles mejor pagados.

Por otro lado, los millennials han estado en el foco mediático los últimos años y eso se ha visto reflejado en sus oportunidades laborales: “las empresas han centrado un gran esfuerzo en cómo fomentar el talento del milenio, la primera generación en alcanzar la mayoría de edad en la era digital, ante los cambios en los hábitos y valores laborales”.  Todo ello ha llevado a descuidar a la Generación X.

Además, la Generación X está viendo que la mayor parte de la carga del trabajo es para ellos y no se ve recompensado con promociones ni ascensos. Y esto hace que los trabajadores se frustren: Actualmente, solo el 58% de la Generación X siente que están avanzando dentro de su organización a un ritmo aceptable, en comparación con el 65% de los millennials. Esto se traduce en trabajadores descontentos con el pensamiento de querer marcharse de su organización.

¿Cuál es la solución para la Generación X?

No destacar dentro de una corporación tiene riesgos para los trabajadores de la Generación X. El problema viene cuando venden el término ‘marca personal’ como solución a todos los problemas de aquellos que no consiguen apuntar alto en un trabajo. Sobre todo en la era de las redes sociales.

Tal y como apunta en Fast Company Trip O’Dell, director y fundador de Dark Matter, “ser silenciosamente bueno en tu trabajo apesta. Nadie te elegirá entre la multitud cuando se abra una vacante importante”. 10 años de experiencia en Linkedin no sirven de nada. Pero, lo que hay que dejar claro es que crearse una “marca personal” no es la respuesta correcta.

“Irónicamente, marca es un concepto con una crisis de identidad. La idea de “marca personal” parece falsa porque lo es”, explica O’Dell, “las marcas están cuidadosamente inventadas; no son reales. Las marcas son personalidades planas, sin alma y artificiales, diseñadas para convencer a otros de que la marca es algo que no es”.

Lo que quiere decir es que las marcas crean una identidad falsa en torno a una idea de forma persuasiva y, tal vez, ese no debería de ser el concepto que deben tener los jefes o futuros jefes de los trabajadores. Entonces, ¿cómo persuadir a los demás de que eres bueno en algo sin ser un farsante?

Logros, dominio, reputación, conocimiento y credibilidad. Estos son los conceptos básicos que deben conocerse de la persona. Una definición incompleta pero suficiente de un trabajador.

Tener la confianza de levantar la mano levantar  y delinear claramente quién eres y qué puedes hacer, también serán aspectos básicos para poder destacar frente a los demás. Y, sobre todo, convencer a los demás de ser una persona a la que merece la pena escuchar.

Vía: Marketing Directo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.